Time, take me away cause I can barely hold on

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Let our eyes speak



Durante los ultimos 3 años he vivido creyendo que habia conocido el amor en su maxima potencia, esa clase de amor por el que uno sufre pero por el que tambien es mas feliz de lo que era capaz de imaginar...
y asi aferrada a esa idea grabada en mi muñeca derecha he podido seguir viviendo, pensando que algun dia esos sentimientos volverian a mi, aunque sabia que nunca seria igual, pues pensaba que ese amor era inalcanzable ya...

Me equivocaba.

Pero al mismo tiempo que intentaba aferrarme a ello, intentaba dejarlo ir, creer en ello como un ideal y no como una realidad, como si fuera un sueño inalcanzable que podia rozar con mis dedos pero no conseguia atraparlo.

y asi fue...

hasta que todo cambio, pude llegar a ello, el problema es que para entonces mi corazon no estaba preparado, por mucho que le obligara no queria latir a ese son, le puse una venda, para que no sangrara al ver la realidad, le protegi como nunca le habia protegido, le obligue a bombear la sangre a mi ritmo, le grite que esta vez no podia parar, no era el momento de quedarse contemplando la vida, no era tiempo para eso.
Asi era la unica forma de la que podia soportar el peso que se le venia encima, merecia la pena con todas las letras incluso si hubiera muerto aplastado por ese peso.
Pero la venda, como todas las vendas no duro para siempre, y el pobre corazon empezo a fallar, a actuar sin sentido, sin consecuencia de sus sentimientos, a guardar cosas innecesarias como rencor , o ciertos recuerdos amargos, empezo a fallarle a el, y eso no podia consentirlo.
Empezo a buscar dentro de el, para ver que le faltaba, porque no podia estar bien, y se dio cuenta de que no habia estado preparado para amar hasta en ese preciso momento en el que tras llorar desconsoladamente, desorbitarse hasta el punto de la taquicardia, el no paro hasta encontrarse con mis labios, y entonces supo que tenia que hacer las cosas bien de una vez por todas.

Supo que no podia funcionar al 80 por ciento, tenia que entregarse del todo, supo que no podia mirar en los errores del pasado, tenia que perdonar, y tenia que perdonarse a si mismo.


Tengo mil oportunidades al dia para amargarme, para discutir, para preocuparme...cada vez que me encuentre en ese tipo de situaciones, empleare ese tiempo en hacerte saber, que ese corazon tonto y anteriormente malherido, ya no me pertenece, es todo tuyo.
















































                                                            I swear that I'll be all you need

No hay comentarios:

Publicar un comentario